Las baterías estacionarias están constantemente siendo cargadas (carga de flotación) para compensar la pérdida de capacidad debido a la auto descarga y están constuídas para resistir descargas profundas esporádicas.

Diseñadas para aplicaciones en sistemas de alarmas contra incendios, alumbrado de emergencia, sistemas de alimentación ininterrumpida (UPS) y telecomunidaciones entre otros.

Las baterías estacionarias se dividen en dos grupos:

 

En las baterías selladas o reguladas por válvula el escape de los gases producidos por la electrólisis del electrolito es controlado automáticamente por una válvula sensitiva a la presión.

Las baterías de recombinación (de gel o AGM) son aquellas que mediante un proceso electroquímico, el oxígeno y el hidrógeno producidos internamente vuelven a combinarse formando agua para reincorporarse de nuevo en su celda; la recombinación tiene típicamente una eficiencia del 99%.

Ventajas

  • Ausencia de fugas de electrolito
  • Mínima emisión de gases
  • Nula posibilidad de contaminación del electrolito
  • Bajos requerimientos de mantenimiento

Baterías desarrolladas bajo las normas JIS en Japón y producidas bajo nuevas tecnologías, materiales y procesos. Éstas baterías tienen como características un voltaje estable de trabajo, excelente rendimiento en descarga, libre de derrames y mantenimiento.

Características:

  • Sellado de batería fiable, sin peligro de fuga del electrolito.
  • La batería no genera niebla de ácido y corrosión durante el uso para proteger el medio ambiente.
  • Recomendada para uso en UPS (sistema de alimentación ininterrumpida), fuente de alimentación para equipos eléctricos, equipos médicos e instrumentos, sistemas de comunicación de radio, entre otros.

Las baterías abiertas o ventiladas son las más convencionales y se caracterizan por tener orificios de acceso a su interior con tapones removibles, los cuales permiten la verificación del nivel y gravedad específica del electrolito.

Ventajas:

  • Poseen mayor número de ciclos
  • Tienen la posibilidad de reponer el agua perdida por exceso de sobrecarga
  • La verificación de carga puede darse de forma confiable
  • Son menos sensibles a altas temperaturas